Av. Luis Thayer Ojeda 0130 of 1103 (Metro Tobalaba)

Horarios Atención Verano: Lunes a Viernes- 16:00 a 20:00  
| (2) 3276 3088 / +56 9 6568 3617

All Posts in Category: Uncategorized

Vasectomía

La vasectomía es un proceder quirúrgico usado habitualmente para poner fin a la fertilidad de la pareja.

La vasectomía es un proceder quirúrgico usado habitualmente para poner fin a la fertilidad de la pareja. Es un método anticonceptivo definitivo usado en el hombre y consiste en la ligadura de los “conductos deferentes”, los cuales son los encargados de llevar los espermatozoides de los testículos a la uretra, para ser eyaculados y encontrarse con los óvulos de la mujer.

Así introduce el tema sobre vasectomía el doctor Ramiro Fragas Valdés, especialista de primer grado en Urología y máster en Sexualidad de la Clínica Central Cira Gar­cía, y profesor auxiliar de urología del  hospital universitario Comandante Ma­nuel Fa­jardo de La Habana.

—¿Es considerada un proceder sencillo? ¿Es reversible?

—Sí, es sencillo y también seguro. Es una cirugía menor realizada con anestesia local, ambulatoria (no necesita hospitalización). La duración del proceder es de unos 15 a 20 minutos y aunque teóricamente pudiera ser reversible, de forma habitual se usa como método anticonceptivo definitivo (irreversible).

—¿Después de la intervención, los es­permatozoides (las células que fecundan a la mujer) continúan produciéndose?

—Siguen produciéndose, pero al “ligar” los conductos deferentes y no poder vencer este obstáculo, el organismo los reabsorbe, se autodestruyen.

—¿Qué eyacula el hombre vasectomizado?

—La eyaculación mantiene las mismas características en cuanto al volumen y olor de su semen antes de la vasectomía, solo que no contendrá espermatozoides. Su contenido es solamente el que aporten las vesículas seminales, la próstata y otras glándulas accesorias de la uretra. La diferencia solo podrá ser apreciada en el estudio microscópico de este líquido.

—¿Esa operación podría disminuir el deseo y la satisfacción sexuales?… O in­crementarlos.

—La vasectomía no afecta el deseo, la excitación, la erección, el orgasmo ni la sa­tisfacción sexual en la mayoría de las parejas. Todo lo contrario, usualmente se ve aumentada porque desaparece el miedo al embarazo no deseado y las relaciones sexua­les son más placenteras.

—¿Hombres de cualquier edad se pueden hacer la vasectomía? ¿Qué requisitos demanda?

—Generalmente se realiza en hombres en edad reproductiva de más de 35 años, con dos o más hijos, que han decidido po­ner fin a su fertilidad. Es indispensable que den su consentimiento informado por es­crito, donde manifiesten su deseo de no tener más hijos y autorizan la realización de este proceder quirúrgico definitivo. Es posible valorar otras circunstancias que justifiquen esta operación en hombres más jóvenes, con pareja estable, que ya han planificado todos los hijos que han deseado tener y quieren poner fin a su etapa reproductiva, entre otras razones por tener una pareja que no tolera los anticonceptivos habituales y pudiera presentar algún riesgo preconcepcional (asmática, cardiópata, hipertensa, diabética), cuyo embarazo constituya un riesgo para ella o para el futuro bebé. Tam­bién cuando hay una enfermedad ge­nética que pudieran transmitir a su descendencia.

—¿Qué trastornos derivados de la ci­rugía suelen presentarse a corto o más largo plazo?

—Habitualmente la vasectomía no im­plica ningún trastorno a corto ni a mediano plazo.

—¿En qué momento, después de aplicado este proceder, es posible reanudar las relaciones sexuales sin riesgo de em­barazo?

—En general las relaciones sexuales se pueden reanudar a los cuatro o cinco días después de la cirugía, pero deben ser protegidas (condón u otro método anticonceptivo) hasta que se le realice un estudio mi­croscópico del semen a los tres o cuatro meses después de la cirugía, luego de unas 20 eyaculaciones aproximadamente, para demostrar que no existen espermatozoides en el semen.

—Como promedio, ¿qué tiempo me­dia entre la vasectomía y la reincorporación del hombre a su vida laboral y social?

—El hombre puede reanudar sus actividades laborales y sociales a los dos o tres días.

—¿La vasectomía evita la transmisión de infecciones sexuales?

—No. Ello se logra con el empleo del condón y manteniendo relaciones sexuales estables y seguras, la mejor opción.

—¿Es práctica frecuente en Cuba?

—En Cuba y Latinoamérica la aceptación de la vasectomía es baja en general por “machismo”, tabú, poca divulgación y fal­ta de programas que la recomienden en las consultas de planificación familiar. Estas son algunas de las razones fundamentales. Sigue siendo la ligadura tubárica (trompas de la mujer) el método anticonceptivo definitivo más usado en nuestros países. En el Servicio de Urología del hos­pital uni­versitario Comandante Ma­nuel Fajardo se han realizado en los últimos 30 años más de 500 vasectomías con excelentes resultados.

Read More

Cáncer renal

Aclara inicialmente el doctor Antonio Bouzó López, para lectores no especializados en temas médicos, que son términos sinónimos cáncer de riñón (o renal), hipernefroma y adenocarcinoma de las células renales, y señala que, comparados con otras localizaciones, estos tumores son de baja incidencia.

Sin embargo, refiere que en la última década se ha visto un aumento del número de casos tanto en Cuba como en el resto del mundo. “El hipernefroma representa entre el 80 y el 90 % de los tumores renales y es el tipo más común de cáncer renal en el adulto”, dice nuestro entrevistado, especialista en Uroncología del Instituto de Oncología y Radiobiología del Ministerio de Salud Pública, radicado en La Habana.

—¿Cuál es su comportamiento por edades y sexo?

—Alrededor de 28 mil 800 casos nuevos de carcinoma renal son diagnosticados anualmente en los EE.UU. y son causa de más de 11 mil 300 muertes al año. Aparece entre los 50 y 70 años, como promedio a los 65, y son los hombres más afectados que las mujeres en una relación de dos por una.

—¿Por sus características y desarrollo es posible un diagnóstico precoz?

—Muchas veces se comporta con un crecimiento lento y escasos síntomas, lo que trae consigo un diagnóstico en fases avanzadas. El uso extendido de la ultrasonografía viene favoreciendo el diagnóstico incidental de estos tumores, al tener la posibilidad de explorar a pacientes por causas diversas ajenas a síntomas relacionados con esta enfermedad, como, por ejemplo, cuando realizamos el estudio del aparato genital femenino, la vesícula biliar, seguimiento de embarazos.

—¿Conoce la ciencia las causas que lo originan?

—Como en todos los cánceres te diría que las causas no son del todo precisas. Se relacionan con un número importante de factores ambientales implicados en su origen, incluyendo el tabaco, la obesidad, la exposición al cadmio, al asbesto y productos petroquímicos. Se asocia asimismo al uso prolongado de antinflamatorios no esteroideos. También intervienen factores genéticos y hereditarios, y se pueden manifestar de forma esporádica (no hereditaria).

—¿Qué síntomas y signos podrían dar la voz de alerta de que algo no marcha bien en nuestros riñones? ¿Las manifestaciones son similares en ambos sexos?

—Como te expresé el cáncer renal puede mantenerse asintomático por largos periodos. Entre los síntomas más representativos mencionaría la presencia de una masa abdominal palpable, sangramiento por la orina que, paradójicamente, es poco usual, dolor lumbar, anemia, decaimiento, fiebre de causa inexplicable, pérdida de pe-so. Como se observa, son expresiones inespecíficas que se comportan de manera idéntica en ambos sexos.

—¿El diagnóstico es fundamentalmente clínico o requiere de otros exámenes?

—Es indispensable el uso de estudios imagenológicos para lograr el diagnóstico. Los más usados son el ultrasonido y la tomografía con contraste endovenoso, los que pueden por sí mismos hacer el diagnóstico de la lesión renal y de una posible extensión metastásica. La biopsia se reserva solo para los casos donde existan dudas de si nos encontramos en presencia de una tumoración maligna o benigna y se hace dirigida por ultrasonografía.

—¿Y en cuanto a las opciones terapéuticas?

—La regla de oro es el tratamiento quirúrgico, independientemente de la etapa clínica, siempre que técnicamente sea abordable el órgano y el estado del paciente lo permita. La cirugía puede ser convencional, endoscópica o robótica. Conservadora cuando la extirpación quirúrgica del riñón es parcial, en dependencia del tamaño y la localización del tumor. En estos casos se re-mueve solo la parte del órgano afectada dejando un margen de tejido sano. Otra opción en los tumores más avanzados es la nefrectomía (extirpación) total o radical. El tratamiento médico se limita al uso de la inmunoterapia, la que se reserva solo para los casos con metástasis o recidivas (reaparición de una enfermedad) que no sean abordadas de forma quirúrgica.

—¿Cuáles son sus posibilidades de curación?

—Estarán en dependencia de la etapa clínica en que se diagnostique la enfermedad.

—¿Algún criterio final?

—Quisiera subrayar que el cáncer renal es un tumor con síntomas inespecíficos, atendiendo a que no hay signos particulares de alerta para esta enfermedad, por lo que se conoce en los libros clásicos de medicina interna como “el tumor del internista” por su versatilidad. Si no se piensa en él, el diagnóstico será tardío. El advenimiento de la ultrasonografía ha revolucionado este diagnóstico por ser un estudio certero, económico, no invasivo, muy específico y de alta sensibilidad, lo que viene permitiendo que estos tumores se diagnostiquen cada vez más en fases iniciales. Estos tumores renales son objeto de constantes estudios, tanto en Cuba como en el resto del mundo, en la búsqueda de “dianas” terapéuticas más certeras para mejorar la sobrevida de estos pacientes.

Autor: 

Foto: Maylin Guerrero

Read More

Cáncer bucal

De acuerdo con datos estadísticos del año 2009, el 42 % de las personas en Cuba con cáncer bucal fueron detectadas en etapas tempranas, mientras que el 58 % restante concurrieron al especialista en estadios avanzados de la enfermedad, no obstante la accesibilidad existente a los servicios estomatológicos y la facilidad que ofrece la boca para practicar su examen.

De acuerdo con datos estadísticos del año 2009, el 42 % de las personas en Cuba con cáncer bucal fueron detectadas en etapas tempranas, mientras que el 58 % restante concurrieron al especialista en estadios avanzados de la enfermedad, no obstante la accesibilidad existente a los servicios estomatológicos y la facilidad que ofrece la boca para practicar su examen.

La doctora Josefa D. Miranda Tarragó, estomatóloga, especialista de segundo grado en Oncología, Profesora Titular y Consultante, indica que el cáncer bucal, hasta hace poco, era casi exclusivo de las personas con alrededor de 60 años. Sin embargo, en la actualidad se ha comenzado a incrementar a partir de los 30 y con mayor incidencia entre los 55 y 74 años.

Esta enfermedad se manifiesta más frecuentemente en el sexo masculino con una relación superior de tres hombres por cada mujer. En el 2009 estuvo entre las localizaciones de mayor incidencia del cáncer, ocupando el quinto lugar con 825 nuevos casos y una tasa de 14,7 por 100 mil habitantes.

Dentro de la región bucal, ¿cuáles son sus localizaciones más frecuentes?

—Los labios, la lengua y el suelo de la boca. Aunque en los labios se detecta más tempranamente y la supervivencia es mayor, no sucede así con la lengua y el suelo o piso de la boca.

¿Hace alguna distinción entre las etnias?

—En Cuba son más afectadas las personas de piel blanca, pero aqueja a personas de cualquier color de piel.

¿Conoce  la ciencia las causas que lo originan?

—El cáncer es una enfermedad multifactorial y en ese concepto se agrupan varias enfermedades. Se ha avanzado mucho en las investigaciones, pero todavía la ciencia no ha podido desentrañar las causas que lo originan. Por eso se habla de factores de riesgo fuertemente relacionados con el cáncer bucal.

¿Cuáles son los que se alegan?

—Hay factores de riesgo propios del individuo como la herencia, hormonales, deficiencias inmunológicas y la edad; y otros que son externos como el tabaco, el alcohol, el descuido en la higiene bucal, la irritación crónica y los virus, entre otros.

¿Ciertamente el consumo de alcohol y el fumar tienen una alta responsabilidad en la aparición del cáncer bucal?

—Entre las personas que lo padecen, el 95 % son fumadoras y en muchas de ellas se añade el hábito de ingerir bebidas alcohólicas que propician que los elementos perjudiciales del tabaco penetren con más facilidad a través de la mucosa bucal.

—Por su importancia quisiera dedicar punto y aparte a los vínculos del virus del papiloma humano, uno de los causantes principales del cáncer cérvico-uterino, y el de la boca.

—Actualmente el virus del papiloma humano se ha reconocido como factor de riesgo en la aparición del cáncer bucal. Se plantea que esta infección se ha encontrado mayormente en hombres y que está relacionado sobre todo con la práctica del sexo oral desprotegido.

¿Cuáles son sus primeros signos de alerta y qué conducta seguir?

—Los signos de advertencia del cáncer bucal son úlceras que no sanan, formación de un bulto dentro de la boca o en el cuello, manchas rojas o blancas persistentes, sangramiento, dificultad para masticar o tragar o para abrir la boca.

¿Cómo se establece el diagnóstico de certeza?

—Una vez realizado el diagnóstico clínico se toma un fragmento del tejido sospechoso para realizar una biopsia.

¿En qué consiste la terapéutica?

— En el cáncer bucal, al igual que en los de otras localizaciones, se aplica tratamiento quirúrgico, radiaciones o medicamentos que interfieren en el crecimiento tumoral, o una combinación de ellos.

¿En general, cuál es la respuesta?

—En estos momentos la supervivencia a cinco años es de un poco más del 40 %, cifra que pudiera duplicarse realizando las acciones establecidas desde los años 80 del siglo pasado por el Programa de Detección del Cáncer Bucal.

¿En qué consiste el autoexamen?

—En examinarse la boca uno mismo. Uno debe pararse delante de un espejo y mirar y tocar cada una de las regiones, comenzando por la cara, los labios, todas las regiones dentro de la boca, y el cuello.

¿Cada qué tiempo resulta ideal que nos practiquemos el autoexamen bucal?

—Una vez al mes y la persona debe comenzar a conocer qué elementos son normales en su boca. Cuando tenga dudas debe acudir a su estomatólogo, que es la persona capacitada para aclararlas, diagnosticar cualquier alteración y enseñarla a hacer un correcto autoexamen.

¿Es posible prevenir el cáncer bucal?

—Es perfectamente posible ya que la boca es una región accesible para las personas y para el estomatólogo que en su práctica habitual debe realizar un examen minucioso y ordenado de la boca y las regiones que tienen relación con ella. Las personas también deben contribuir a su autocuidado y realizarse el autoexamen, no fumar, no ingerir bebidas alcohólicas, consumir una dieta saludable, mantener una buena higiene bucal y practicar sexo seguro.

¿Algún comentario final?

—Hay que echar a andar los mecanismos existentes para la prevención, y si es necesario añadir otros nuevos, crear conciencia, promover salud y educar para lograr disminuir la incidencia y la mortalidad de esta enfermedad. Están todos los elementos al alcance de la mano y sin costos adicionales.

Autor: 

Foto: Ismael Batista

Read More

Nódulo mamario

Todo acerca del Nódulo mamario

Se denomina nódulo de mama a un au­mento de volumen de la glándula, de con­tenido sólido, que debe diferenciarse de los quistes cuyo contenido es líquido..

Se denomina nódulo de mama a un au­mento de volumen de la glándula, de con­tenido sólido, que debe diferenciarse de los quistes cuyo contenido es líquido. Ambos de­ben ser evaluados por el especialista, quien apoyado en los medios diagnósticos podrá definir de qué se trata y cuál es la conducta a seguir.

Nuestra entrevistada es la Doctora María Caridad Rubio Hernández, especialista en Medicina General Integral y Oncología, Profesora Auxiliar, Investigadora Agregada y Máster en Atención Integral a la Mujer. Es presidenta del Grupo Especial de Trabajo Na­cional para el Control del Cáncer de Ma­ma y jefa del Servicio de Mastología del Ins­tituto Nacional de Oncología y Ra­dio­biología del Ministerio de Salud Pública.

—¿Estos nódulos son motivo frecuente de consulta médica en nuestro medio? ¿Cómo suele producirse ese hallazgo?

—De forma general constituyen el principal motivo de consulta y son hallados en el autoexamen que realizan las mujeres y que seguimos recomendando como posibilidad de diagnóstico temprano. La mujer debe co­nocer sus mamas y lograr definir los cambios que en ellas aparecen, tomando en cuenta que debe hacerse una semana después del ciclo menstrual o un día fijo al mes para las personas que ya no tienen menstruación.

—¿Se reconocen factores de riesgo para su aparición?

—Sí. Existen factores como la edad y los genéticos que no pueden ser modificados, en tanto estilos de vida saludables pueden modificar otros, si así se lo proponen. Entre ellos mencionaría la obesidad, el uso desmedido de anticonceptivos orales sin prescripción facultativa, la paridad tardía o la decisión de no tener hijos o no lactar.

—¿Estos nódulos se originan solamente en las mamas de la mujer o también en la de los hombres? ¿En una o en ambas mamas?

—Pueden aparecer en ambos sexos, aunque, por supuesto, son más frecuentes en la mujer. También pueden aparecer uno o va­rios nódulos en una o en ambas mamas.

—De acuerdo con su experiencia, ¿esas tumoraciones mayoritariamente son de naturaleza cancerosa o benigna?

—La evidencia demuestra que cerca del 80 % de las lesiones que se palpan en las ma­mas pueden ser de naturaleza benigna, pe­ro solo después de ser evaluadas es que po­demos definir si se trata de una u otra forma de tumoración. Con frecuencia se retarda el diag­nóstico del cáncer por temor y esto no beneficia para nada el pronóstico, pues el control de la enfermedad es proporcional al momento del diagnóstico y el estadio en que se encuentre.

—¿A qué edad como promedio se presentan?

—Los nódulos en las mamas pueden aparecer a cualquier edad.

—¿Cuáles son los síntomas y signos fundamentales del cáncer de mama?

—La presencia de un aumento de volumen, cambios en la coloración y caracterís­ticas de la piel (eritema, edema, nódulos en el tejido graso situado inmediatamente de­ba­jo de la piel, ulceraciones, retracciones u ho­yuelos), descargas de líquido transparente o sangre por el pezón, presencia de ganglios en las axilas.

—¿A qué médico o servicio asistencial acudir?

—Es muy importante esta pregunta. Los médicos de familia tienen dentro de sus funciones el examen físico anual de todas las pacientes mayores de 30 años y de todas aquellas que acudan a su consulta refiriendo síntomas en sus mamas. Están capacitados para ello. Existe además una red de consultas municipales y provinciales, conformadas por grupos multidisciplinarios de especialistas, que cuentan con los métodos diagnósticos y la experticia necesaria para definir y tratar cada caso.

—¿Cuál es la conducta médica a seguir con relación al tratamiento tanto si es be­nigno como maligno?

—En dependencia del diagnóstico será la conducta. Cuando estamos frente a patolo­gías benignas no todos los nódulos son quirúrgicos y queda en manos del especialista la conducta a seguir. En el caso del cáncer, continúa siendo la cirugía la primera modalidad terapéutica, que ha evolucionado hacia formas cada vez más conservadoras y estéticas al incorporar la reconstrucción inmediata o diferida de la mama. La quimioterapia, el tratamiento hormonal y la radioterapia son in­dicados de acuerdo con variables propias del tejido de cada paciente, constituyendo en la práctica una medicina personalizada, que se propone siguiendo las mejores evidencias científicas.

—¿Cuál es el pronóstico de estos pa­cientes?

—El cáncer de mama tiene buen pronóstico cuando se diagnostica en etapas tempranas. De ahí la insistencia en tomar en cuenta las recomendaciones hechas. La mama es un órgano externo, fácil de explorar, contamos con médicos y medios para su diagnóstico y con los recursos necesarios para tratarlo una vez diagnosticado.

—¿Le queda algo esencial por señalar?

—Es muy importante incorporar todo el conocimiento que podamos sobre esta en­fermedad, de sus factores de riesgo, en los que podemos incidir. Debemos entender que la prioridad que le demos a nuestra sa­lud constituye un aspecto decisivo para lograr el control y aumentar la sobrevida del cáncer de mama.

Autor:

Foto: CAO

Read More
doctor Manuel Salazar Sedano

Cáncer de piel Según el doctor Manuel Salazar Sedano

 

Cáncer de piel

Según el doctor Manuel Salazar Sedano el cáncer de piel se puede considerar una se­rie de cambios malignos o lesiones que escapan al control del organismo y que con frecuencia son asintomáticas

Según definición en la literatura médica, el cáncer de piel abarca un conjunto de enfermedades neoplásicas que tienen diagnóstico, tratamiento y pronóstico muy diferentes. Lo único que muestran en común es la misma localización anatómica: la piel.

Para el doctor Manuel Salazar Sedano, especialista de segundo grado en Der­ma­tología del Hospital Clínico-Quirúrgico Her­­manos Ameijeiras, en la capital, como cán­cer de piel se pueden considerar una se­rie de cambios malignos o lesiones que escapan al control del organismo, que con frecuencia son asintomáticas, por lo que se in­curre en desatención por parte de los pa­cientes.

Nuestro entrevistado, Profesor Auxiliar, atesora una experiencia que alcanza las cuatro décadas en la cirugía de lesiones epidérmicas.

—¿Cuáles son las lesiones más temidas?

—En primer lugar el melanoma, seguido por el carcinoma epidermoide y el carcinoma basal, entre otros menos frecuentes.

—¿Podría caracterizarlos en dos palabras?

—El melanoma, popularmente conocido como el tumor de los lunares negros, puede ser el más agresivo y necesita evaluación temprana. El carcinoma escamoso se desarrolla generalmente sobre lesiones que­ratósicas, cicatrices y ulceraciones crónicas. Es potencialmente peligroso. El carcinoma basal es el más noble, crece localmente y rara vez es agresivo.

—¿Es ciencia constituida que el “gran culpable” de su aparición son las exposiciones sistemáticas y prolongadas, sin pro­tección alguna, a la luz solar?

—Efectivamente. No hay duda en cuan­to al valor causal de la luz solar en más de un 90 % de estos tumores.

—¿Cuáles son sus principales localizaciones?

—Atendiendo al agente causal todas las áreas expuestas están en acecho, aunque no exclusivamente. Con mucho la cara, tron­­­co superior, miembros superiores y cue­ro cabelludo calvo.

—¿Y en cuanto a las características de su progresión?

—La progresión está de acuerdo con la condición del organismo. En ancianos, personas depauperadas por otras enfermedades o inmunodeprimidos (sida), la evolución puede ser más agresiva.

—¿Es frecuente en nuestro país? ¿En personas de qué sexo, edad y color de piel?

—Es muy frecuente, atendiendo a nues­tra soleada naturaleza. Ambos sexos están amenazados, sobre todo los ancianos de piel blanca.

—¿Ante qué primeros síntomas y signos debemos consultar al médico?

—Toda excrecencia, lesión que no cura como se espera, cambio de textura, de color o forma en estructura preexistente, debe ser valorada por el médico.

—¿Qué procederes se emplean para el diagnóstico?

—Los medios diagnósticos pueden ser simples o sofisticados. El más común: personal calificado con experiencia, buena vista y tacto. Un dermatoscopio puede ser de ayuda y la biopsia para histopatología es definitoria.

—¿Cuenta hoy la Medicina con terapéuticas eficaces para el tratamiento de esas lesiones de la piel?

—Los medios terapéuticos se han desa­rrollado mucho, con diferentes grados de com­plejidad y costo. Se prefiere la cirugía por bisturí, mientras la terapia combinada o tri­­ple terapia, como variante, permite ma­ne­jar con éxito mucha población aquejada del cáncer de piel. En etapas muy tempranas pueden ser usados medicamentos tópicos.

—¿Es posible la curación?

—Sí, siempre que se actúe tempranamente.

—Hablemos de prevención. ¿Qué con­ducta seguir en especial con el sol?

—Diríamos que prevenir, en general, es “cortar” de cualquier modo el acceso del sol a la piel, con protector solar, ropa, sombrilla, sombrero. Y prevenir males mayores acu­diendo con prontitud al médico ante cualquier señal de alarma: la aparición de lesiones que pueden devenir cáncer de piel.

—¿Sería conveniente establecer un autoexamen periódico de nuestro cuerpo en la búsqueda de alguna señal de aviso?
—Por supuesto que el autoexamen pue­de descubrir lesiones sospechosas, pe­ro debo subrayar que lo importante es no me­nospreciar lo descubierto.

—¿Alguna precisión que valore esencial?

—Señalar que es imposible dar solución al gran volumen de casos de cáncer cutáneo a través de la cirugía con bisturí. Es se­guro que las variantes terapéuticas con entrenamiento —como la terapia combinada por curetaje, coagulación y criocirugía (triple terapia)— pueden dar solución a mu­chos casos sin tener que congestionar los niveles de asistencia y así favorecer una atención precoz y, en fin, mejor pronóstico.

Autor: 

 Foto: Ismael Batista

Read More

Lupus

Con esta enfermedad inmunológica, el or­ganismo se equivoca y los anticuerpos comienzan a agredir a las células propias y estructuras normales de la persona

El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad inmunológica en la cual el or­ganismo se equivoca y los anticuerpos, que son para defenderse de elementos extraños como las infecciones, comienzan erróneamente a agredir a las células propias, estructuras normales de la persona. O sea, ocurre una autoagresión.

Nos honra con su presencia esta semana el Doctor en Ciencias Médicas Miguel Es­tévez del Toro, especialista de segundo gra­do en Reumatología y Profesor Auxiliar, Di­rec­tor General del hospital Clínico-Qui­rúr­gico Hermanos Ameijeiras, una reconocida autoridad científica en el tema que abordamos.

—¿Cuántas formas de lupus existen?

—En esencia hay una forma que solo afecta la piel (lupus cutáneo), con varias variantes o formas, y otra más severa que puede afectar cualquier órgano o sistema (lupus eritematoso sistémico) en el cual frecuentemente ocurren manifestaciones en la piel dentro de las variables manifestaciones de la enfermedad.

—Le propongo entonces, doctor, por ser el que conlleva una mayor complejidad, ocuparnos del lupus eritematoso sistémico. ¿Cuáles son sus características fun­damentales?

—Se centran en el carácter sistémico de la enfermedad, donde cualquier órgano o sistema puede ser afectado y, por ello, las manifestaciones clínicas son variables de un enfermo a otro, evolucionando por periodos de crisis o exacerbaciones de la enfermedad y de remisiones o inactividad. Adquiere más complejidad cuando se produce afectación renal, en el sistema nervioso o manifestaciones hematológicas (anemia severa o plaquetas bajas).

—¿Se conocen las causas que lo ori­ginan?

—La  causa es desconocida. Existen va­rias hipótesis que relacionan la aparición del lupus a la existencia de una predisposición genética sobre la que influyen, para desen­cadenarlo, factores ambientales como por ejemplo la exposición al sol, algunas infecciones, situaciones estresantes, alteraciones hormonales, medicamentos como algunos anticonvulsivantes, interferones, entre otros.

—¿Aqueja por igual al sexo masculino que al femenino y a cualquier edad?

—Afecta predominantemente al sexo fe­menino en una proporción de nueve a uno. Aunque puede presentarse a cualquier edad, aparece con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años.

—¿Es frecuente en el mundo y también en nuestro país?

—Es de variable distribución mundial. En Cuba la prevalencia estimada es de 60 en­fermos por cada 100 000 habitantes.

—¿Qué tiempo promedio duran los “brotes” que origina? ¿En qué consisten?

—Son variables y dependen de la severidad y los órganos y sistemas involucrados. Como promedio duran entre tres y cuatro semanas. El control de los brotes es importante para evitar el daño o deterioro de los ór­ganos afectados.

—¿En qué zonas del cuerpo aparecen las lesiones?

—Las lesiones dermatológicas aparecen  entre un 65 y 85 % de los casos en áreas de piel, sobre todo expuestas a la luz solar, co­mo las mejillas, dorso de la nariz, en cuero cabelludo, en la piel del escote y en la de los miembros superiores.

—¿Qué primeras manifestaciones suelen dar una alerta familiar de la presencia de esta enfermedad?

—Debe ser sospechada sobre todo ante una mujer joven con un cuadro de fiebre sin causa identificada, acompañada de decaimiento, pérdida de peso, dolores e inflamación articular, alguna lesión en la piel, caída del cabello, ganglios inflamados. Estos suelen ser los síntomas y signos más frecuentes en su aparición.

—¿Resulta difícil establecer el diagnóstico de certeza?

—El que cualquier manifestación clínica pueda ser el inicio de la enfermedad le impone un reto al médico para el diagnóstico, pues tiene que tenerla presente. Se dispone de un grupo de estudios inmunológicos que, unidos a la valoración clínica, permiten en la mayoría de los casos establecer con rapidez un diagnóstico de certeza.

—¿En cuanto al tratamiento?

—Los fármacos disponibles unidos al diagnóstico temprano han mejorado sustancialmente el pronóstico de la enfermedad, convirtiéndola en la mayoría de los ca­sos en una enfermedad crónica con la que se convive con una buena calidad de vida.

—¿Por qué estos pacientes deben protegerse del Sol?… ¿Tienen que llevar un régimen de vida especial?

—Un grupo de estos pacientes presentan una reacción exagerada a la exposición al sol (fotosensibles), el sol modifica al DNA de la piel y este se torna más factible para ser agredido por los autoanticuerpos que se producen en la enfermedad. Además de evitar la exposición al sol es recomendable que los pa­cientes mantengan dietas saludables y no fumen.

—El tema desborda nuestra columna médica. ¿Algo esencial?

—Por tratarse casi siempre de mujeres jóvenes, la posibilidad del embarazo es pregunta habitual. Actualmente existen evidencias científicas de que cuando la enfermedad está controlada de manera estable (entre uno y dos años) no existan órganos vitales afectados y no se esté recibiendo tratamiento citostático o inmunosupresor, en coordinación con su médico, el embarazo suele desarrollarse sin riesgos diferentes a los del resto de la población.

Autor: 

Foto: Alberto Borrego

Read More